Este mensaje debería repetirse todos los días.

Conocer los stocks que tenemos en nuestro almacén es fundamental. Los descuadres en los inventarios nos demuestran cada año que no somos capaces de conocerlos exactamente.

En enero y en febrero tenemos una sensación de inseguridad, y eso que no somos conscientes de lo que nos cuesta durante todo el año encontrar algunas cosas en el almacén.

En lugar de repartir culpas por mala práctica, buscar explicaciones en la falta de espacio o en la falta de recursos en general y lamentarnos por los descuadres, deberíamos reconocer que nos falta un WMS (Warehouse Management System o SGA Sistema de Gestión de Almacén).

El almacén de su empresa necesita un WMS igual que el departamento financiero necesita una contabilidad.

0 Comentarios
Ene 18, 2019 By Pedro Puig