CUARTO DE MERCANCÍA, ALMACÉN, O CENTRO DE DISTRIBUCIÓN

Dónde dejamos la mercancía de nuestra empresa puede ser de tres tipos:

 

·            Cuarto de mercancías

·            Bodega o almacén

·            Centro de distribución

 

 

Cuarto de mercancías

 

 

Cuando creamos una distribución o creamos un producto para venderlo tenemos dos figuras: quien fabrica la mercancía y quien a vende. Inicialmente venderemos lo que el proveedor tiene disponible, es decir, cuando vendamos lo pedimos, lo recibimos y lo entregamos. Básicamente la mercancía que hemos recibido para el cliente uno está entrando a la izquierda. Es decir:

 

No tenemos muchos “SKUs” (Stock Keeping Units), básicamente uno por entrega, y no necesitamos lugares concretos en dónde ponerlos. Pediremos al proveedor las mismas unidades iguales que servimos (normalmente cajas o unidades). No necesitamos que nuestro cuarto de mercancía entregue un tipo de unidad diferente de la que entra.

 

 

Bodega o almacén

 

Para adquirir mayor capacidad comercial guardaremos mercancía para no tener que esperar a su fabricación y envío, compraremos contra stock. Ahora nuestros SKUS se incrementan hasta llegar a ser los mismos que vendemos. Más tarde o más temprano se organizará un problema en nuestra bodega o almacén. Nuestro responsable estará de vacaciones y no encontraremos en dónde ha puesto las cosas. O tendremos muchos (SKUs) y no los encontraremos a pesar de tenerlos.

 

La solución de nuestros problemas pasa, inevitablemente, por tener en nuestro almacén un sitio para cada cosa. Algún tipo de anaqueles o estanterías o señalización para definir los sitios en donde se pone la mercancía es inevitable. Cuando el número de sitios que definimos no es suficiente deberemos aprovechar el volumen de nuestra bodega, o alquilar otra, y adquirir o alquilar un montacargas o carretilla para poder subir y bajar la mercancía. 

 

Cuando podemos definir huecos puede sernos muy útil un sistema de gestión de almacén (WMS, Warehouse Manegement System). En este caso los operarios usan terminales conectados vía radio de tal forma que no les cuesta un trabajo adicional decir en dónde ponen las cosas.

 

 

 

Centro de distribución

 

Tenemos muchos SKU en el almacén. La superficie ya no es suficiente y tenemos montacargas o carrerillas. Recibimos unas unidades diferentes de las que vedemos. Normalmente recibimos una unidad de envío, el pallet, Tenemos que “romperlo” para obtener una unidad más pequeña: cajas o unidades. Es posible que necesitemos el flujo tenso, o que el picking se pueda hacer de diferentes maneras en función de la rotación de cada artículo o de lo que pesan. Nuestro almacén se ha convertido en parte de nuestra maquinaria de producción.

 

Un sistema de gestión de almacén es imprescindible en estos casos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta